“He dormido fatal. Que calor !!!”

Con el verano llegan las altas temperaturas y con estas los problemas de sueño. Según un estudio de Oi2, el insomnio en esta época estival afecta al 25% de la población, siendo las personas mayores de 65 años las más afectadas.

Tanto las altas temperaturas como el incremento de las horas de luz y de la claridad diurna, hacen más difícil conciliar el sueño. Esto es debido a que, ambos fenómenos provocan que los niveles de melatonina disminuyan. Y como la melatonina es una hormona que produce el cerebro para regular nuestro ritmo biológico y ayuda a provocar

el sueño por la noche, si sus niveles disminuyen las consecuencias son obvias; dormimos mal.

Por otra parte, los cambios de hábitos y de horarios también afectan a nuestro sueño; el horario de comidas varía, y la consumición de bebidas alcohólicas y/o bebidas que contienen cafeína aumenta y contribuyen a incrementar  la dificultad para conciliar el sueño.

CONSEJOS PARA EVITAR EL INSOMNIO EN LOS DÍAS DE CALOR

  • Mantenerse hidratado mediante bebidas que no sean alcohólicas y que no contengan cafeína.
  • Cenar ligero.
  • Tener las persianas bajadas mientras dé el sol para evitar mayor temperatura.
  • Darse una ducha templada antes de irse a dormir, evitar el agua muy fría, pues provoca que el cuerpo genere su propio calor para contrarrestar la temperatura del agua.
  • Utilizar pijamas ligeros para evitar una sudoración excesiva.

Los comentarios están cerrados.