RECOMENDACIONES PARA REDUCIR LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

La hipertensión se debe a una elevación de los niveles de la presión arterial. El corazón ejerce una presión sobre las arterias y conduce la sangre a diferentes órganos del cuerpo, y tener la presión elevada es uno de los factores de riesgo cardiovascular más importante.

Hay muchos factores que pueden afectar a la presión arterial, como pueden ser la cantidad de sal que se tenga en el cuerpo, el estado de los riñones, sistema nervioso, los vasos sanguíneos, y sus niveles hormonales.

A medida que la persona envejezca, es más propenso a tener una presión arterial demasiado alta, ya que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Esto trae una mayor probabilidad de sufrir un ictus cerebral, insuficiencia cardiaca, un ataque cardiaco o una enfermedad renal.

Para mantener los niveles de tensión arterial normales, hay que adoptar hábitos de vida cardiosaludables, entre ellos y el más importante una alimentación con bajo contenido de sal (sustituirlo por especias como pueden ser el tomillo o ajo) que incluya potasio y fibra, hay que realizar ejercicio con regularidad, no fumar, reducir considerablemente la cantidad de alcohol y sal que se consume cada día, reducir el estrés y mantener un peso corporal saludable.

Los comentarios están cerrados.